in

4 consejos sobre cómo pasear a tu perro en casa

Vivir con tu cachorro es una experiencia increíble, en la que se comparte el día a día con un gran amigo de cuatro patas. Para sentirse aún más como un miembro del hogar, lo ideal es que el perro tenga su propio rincón y, sobre todo, su propia cama para relajarse. Si quieres brindarle más comodidad y privacidad a tu mascota, lee estos 4 increíbles consejos sobre cómo dar paseos con tu perro en casa, gastando poco y con lo que tienes en casa.

1. El Pallet es la opción ideal para que los perros pequeños caminen

Presente en varios proyectos de bricolaje de sofás y muebles, el pallet también puede ser una opción increíble para pasear a tu perro, especialmente para los perros pequeños. Esta es probablemente la opción más fácil de hacer y solo necesitarás una caja limpia y bien lijada. Si quieres pintarlo y decorarlo, puedes dejar volar tu imaginación, aunque también luce muy bonito al natural. Para el “colchón”, la idea es hacer un tapizado con espuma sintética en el interior y utilizar alguna cortina, sábana o ropa vieja para que sirva de funda. Lo más adecuado es utilizar un tejido muy suave, que no moleste al animal ni se le meta en el pelo. Corta la tela en rectángulos y termina con velcro o cose con hilo fino.

2. Andador realizado con PVC: original y sencillo para grandes amigos

Si quieres hacer un paseo de perro grande para tu amigo, puedes utilizar tubería de PVC, una opción sencilla que se portará bien con tu amigo. Compra un tubo de PVC y corta dos piezas más pequeñas y dos más grandes para hacer los lados del rectángulo. Utiliza cuatro conectores en forma de L para unir los tubos, seguidos de cuatro conectores en forma de T para hacer los pies. Después de formar el rectángulo, corta la tela al tamaño apropiado y usa tornillos para asegurarla al PVC. Termina los pies con un tapón de goma en la apertura de la T, para que el andador no resbale por el suelo, ¡y ya está listo! Esta es una gran opción barata y práctica, hecha en casa y muy fácil de montar, para pasear a tu perro.

3. Puff: el favorito de los perros vagos

¿Tu perro es de esos muy relajados, a los que les encanta estirarse y les gusta mucho la comodidad? Sí es así la alternativa ideal es el famoso puff. Aunque parece complicado hacer uno en casa, ¡es mucho más sencillo de lo que piensas! Cualquier tejido que no uses en casa puede utilizarla como materia prima, ¡incluso esa vieja sudadera! Es muy fácil: llena la sudadera con espuma sintética hasta que se vea realmente bien. Luego cose la parte abierta de la sudadera y cose los brazos de manera que forme una especie de cabecero.

4. Para los dueños, ¿qué tal caminar sobre los muebles?

Hay quien no puede dormir sin su amigo a su lado. Para que esta experiencia sea aún más cómoda para ti y tu mascota, ¿qué tal hacer del espacio vacío de tu mesita de noche un cómodo andador para perros? Si tu mesita tiene un espacio rectangular debajo del tablero de la mesa, puedes usarlo como rincón para el perro, especialmente si es de raza pequeña. Simplemente coloca una almohada en la base de los muebles y listo. ¡como enseñamos en el consejo 1!

 

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Puede el gato comer huevo?

Perro estresado. ¿Cómo lo demuestra? Remedios