in

5 consejos para calmar el calor de tu perro en los días más calurosos

Sabemos que los perros se sienten calientes, porque ignorar el verano es imposible en algunas partes del país. Lo que mucha gente no sabe es cómo aliviar la situación del perro con calor para que pueda pasar los días y meses más calurosos del año de forma cómoda y sin malestar. Esquilar un perro no es la única opción para refrescar a tu amigo: ¡échale un vistazo a estos cinco consejos sobre cómo aliviar el calor del animal y hacer que llegue la próxima temporada sin sufrir!

1) Pon cubitos de hielo en el bebedero para perros

No lo puedes negar: la hidratación es una de las principales armas que tenemos nosotros y nuestras mascotas para regatear el calor de forma saludable. Por tanto, lo ideal es mantener el bebedero para perros a la sombra y cambiar el agua que calienta por una fresca siempre que sea posible, incluso vale la pena dejar una botella de agua aparte para el perro en el frigorífico y sustituir el bebedero a lo largo del día. En algunos casos, además, también puedes poner unos trozos de hielo en el agua para que se mantenga fría por más tiempo: ¡tu perro te agradecerá tus cuidados!

2) Apuesta por una alfombra para perros fría

Otra forma de paliar el efecto de las altas temperaturas en tu perro es proporcionarle un lugar fresco para que se acueste y descanse, ya que el calor también hace que tenga un poco más de dificultad para respirar. Quienes viven en apartamentos con suelos fríos pueden hacer que el animal se sienta más cómodo con mayor facilidad, pero quienes no tienen esta opción pueden apostar por la alfombra helada para perros: tiene un gel que se mantiene más frío que la temperatura ambiente con el peso del animal. En otras palabras: todo lo que tendrá que hacer tu amigo es acostarse y esperar a que llegue el fresquito.

3) Ofrece la comida al final del día.

Aunque tu amigo esté acostumbrado a comer más de una vez al día, durante el verano es bueno que le des la mayor cantidad de comida por la noche. La ventaja de este cambio de hábitos aparecerá en el momento de la digestión del animal: el organismo de tu amigo podrá atravesar este proceso de una forma más cómoda y agradable por la noche, con la temperatura ambiente más baja. Este cambio a la hora de comer todavía evita que el animal se enferme o se deshidrate a causa del calor: ¡todos ganamos!

4) Deja que el perro disfrute de los beneficios de un ventilador.

Es muy probable que no puedas hacer esto todo el tiempo con tu perro, pero siempre que sea posible, en los días calurosos, déjalo pararse un rato frente a un ventilador en el suelo. Abrir espacios en la casa que cuenten con ventilador de techo e incluso aire acondicionado, para los animales que tienen el hábito de permanecer al aire libre también es una gran opción de refresco para las mascotas. Si esto sucede en los momentos más calurosos del día, entonces ¡es probable que te ganes la eterna gratitud de tu perro!

5) Improvisa una piscina para tu cachorro

Si todo lo que deseas en los días calurosos es pasar la mayor parte del tiempo en una piscina de agua dulce, con su amigo de cuatro patas no es diferente. Para él, puedes improvisar una piscina personalizada con un lavabo o una piscina para niños, dependerá del tamaño del animal. La piscina no tiene que estar demasiado llena o lo suficientemente grande para que el perro pueda nadar. Si  quieres improvisar puedes acostárlo en un lugar con agua, será suficiente para que la temperatura corporal baje. Pero ojo: lo ideal es hacerlo durante el día, en un momento en el que el animal tenga tiempo suficiente para secarse antes de irse a dormir.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Puede el perro comer manzana? Aprenda a servir la comida