in

5 cuidados necesarios para las patas de tu perro

La pata del perro necesita mucho cuidado y, al igual que nuestros pies, es muy importante para la experiencia del día a día del animal. Además de soportar todo el peso del perro, son los que hacen posible que tu amigo camine, corra, juegue y salte. Aún así, no siempre se recuerdan cuando se trata del cuidado frecuente de la salud de su perro. El principal problema de descuidar las patas del perro es que cualquier problema puede dificultar su movilidad o agravarse con los movimientos que el animal necesita hacer a diario. Por lo tanto, decidimos separar cinco consejos de cuidado que debes tener con esta parte del cuerpo del perro.

1) Cómo cortarle las uñas al perro

Puede ser usted mismo, el veterinario o un empleado capacitado de su tienda de mascotas de confianza: alguien que sepa cómo cortarle las uñas al perro debe repetir el proceso con frecuencia en su mascota. Esto evita que se lastime si las uñas se atascan en algún lugar, evita que se atasquen e incluso acumule el residuo de algo que puede causar infecciones y hematomas. Generalmente, las uñas del animal ya necesitan cortarse cuando hacen ruido en el suelo al caminar, pero lo ideal es acordar con el veterinario el intervalo ideal entre cortes.

2) Pata de perro: recorta el pelo entre los dedos y las almohadillas

En cachorros de razas muy peludas, incluso si no es necesario un aseo completo, generalmente se recomienda un aseo higiénico. Las patas se incluyen entre las áreas donde se realiza el aseo. Además de facilitar la acumulación de suciedad e incluso la proliferación de parásitos como pulgas y garrapatas, el exceso de pelo también puede dificultar que el animal camine sobre suelos más lisos, ya que pueden hacer que los pasos sean más resbaladizos. Usa tijeras y recorta el cabello con cuidado siempre que sea necesario, lo que dependerá de qué tan rápido crezca.

3) La pata de perro requiere un control semanal

Una de las formas más sencillas de prevenir problemas con las patas de su perro es comprobar su estado con frecuencia. Lo ideal es que, una vez a la semana, mires de cerca las almohadillas de las patas y los espacios entre ellas buscando cualquier cosa fuera de lo común: pequeños objetos que puedan quedar atrapados allí, insectos, pulgas y garrapatas, grietas, cortes y hematomas. en general. El tratamiento será más rápido y sencillo si identifica un problema temprano. En el caso de diferentes tipos de hematomas en la almohadilla de la pata del perro, lo ideal es contar con la ayuda de su veterinario para un tratamiento adecuado, ¿vale?

4) Cuida el horario del paseo en días calurosos

Durante el verano y otras épocas del año cuando los días son más cálidos, es ideal que pasees a tu perro solo por la mañana temprano o por la noche. Este cuidado debe existir para que sus patas no se quemen o ampollen debido al contacto con concreto o asfalto muy caliente. La precaución debe existir incluso si se suele caminar con el animal por la playa, ya que la arena caliente también es muy incómoda. Si el suelo está demasiado caliente para que puedas pisar sin zapatos, también lo será para tu perro: ¡este debe ser tu termómetro!

5) Masajea las almohadillas de las patas de vez en cuando

Un poco de mimos nunca está de más, ¿verdad? Entonces, después de asegurarse de que las patas de su perro estén sanas, sin ningún tipo de parásito, hematomas o grietas, puede masajear entre las almohadillas para aliviar cualquier dolor o malestar que pueda sentir, especialmente después de largas caminatas. o carreras. No te preocupes por la rugosidad de las almohadillas en este momento: es normal que se vuelvan más gruesas y esto ayuda a proteger al animal. Si no nota grietas, ¡no tiene que preocuparse!

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Selkirk Rex de pelo largo

5 actividades para hacer con tu perro anciano