in

5 formas de jugar con el perro en espacios reducidos

El juego del perro es fundamental para garantizar el bienestar y la salud de nuestros amigos de cuatro patas. Además de evitar el estrés causado por el aburrimiento, las actividades y los juegos estimulan las habilidades cognitivas del animal y ayudan a fortalecer los vínculos entre el perro y el guardián. Por lo tanto, incluso si vive en apartamentos o casas pequeñas, es importante buscar distracciones para que su cachorro se divierta. Como sabemos que no siempre es una tarea fácil, aquí reunimos 5 ideas de juego de perros en un piso para poner en práctica.

1) Usa pelotas para mantener entretenido a tu amigo

Cualquiera que tenga un cachorro en casa debe haber notado tu pasión por las pelotas, ¿verdad? Al igual que los gatos, los perros también ven la pelota como una presa potencial y, por tanto, hacen todo lo posible para conseguir el objeto y llevárselo a su humano. Para los dueños que viven en un apartamento, este juego de perros puede ser una buena forma de garantizar la diversión de tu amigo, ya que no requiere mucho espacio: un pequeño pasillo es suficiente para entretener a tu amigo. Además, también vale la pena aumentar el juego con diferentes tipos de pelotas para perros.

2) El escondite es un juego de perros súper divertido

En los últimos meses, algunos videos de tutores escondidos detrás de las sábanas para filmar la reacción de sus amigos de cuatro patas se volvieron virales en Internet y esto se convirtió en una buena opción para el juego de perros. La actividad funciona como una especie de escondite y ayuda a entrenar las habilidades de tu cachorro, especialmente cuando es cachorro, ya que necesita «pensar» en posibles lugares que puedas haber escondido e intentar encontrarlo. En este caso, es importante que el tutor sepa respetar los límites de tu mascota. Por tanto, si sientes que el juego ya no es placentero y el animal se asustó por tu ausencia, es mejor detenerte. Además, cuando lo encuentres, recuerda celebrar mucho y recompensar a tu mascota con cariño o con muchos bocadillos y galletas.

3) Los juguetes interactivos para perros no requieren mucho espacio

Al igual que las actividades físicas, el juego interactivo es importante para la salud de su amigo. Además de prevenir el estrés y la ansiedad, son grandes aliados para ejercitar la paciencia, la memoria y el pensamiento lógico del animal. Por lo tanto, vale la pena invertir en juguetes que le obstaculicen la obtención del premio final: la merienda. Y lo mejor: no necesitas mucho espacio para esto. La botella para mascotas, por ejemplo, puede producir un gran juguete interactivo para perros y salvar su bolsillo. En ese caso, deberás separar una pequeña botella de plástico, poner las golosinas dentro y hacer dos o tres agujeros en la parte inferior para que el animal obtenga las recompensas. Después de eso, deja que tu cachorro se divierta tratando de encontrar la mejor manera de rescatar la comida.

4) Juego de perros: los juegos de adivinanzas estimulan las habilidades del animal.

Fáciles y económicos, los juegos de perros con adivinación ofrecen mucha diversión a tu amigo. Además, ayudan a estimular la inteligencia del animal escondiendo bocadillos en los que necesita satisfacer su agudo sentido del olfato. Es decir, son grandes opciones para «ejercitar» a tu amigo cuando no hay mucho espacio en casa. En ese caso, todo lo que necesitará es un puñado de bocadillos y tres vasos de plástico. Esconda los snacks y uno de los vasos, gíralo y deja que tu cachorro intente averiguar en cuál está la recompensa. Continúa el juego y repite el proceso hasta que se agoten las galletas o tu amigo se canse.

5) ¿No sabes jugar con perros en casa? Aprovecha para enseñarle los comandos básicos.

Para sorpresa de algunos tutores, el proceso de adiestramiento del perro también puede ser una excelente manera de garantizar el entretenimiento de su mascota dentro del hogar. Para eso, es necesario encontrar formas de motivarlo, y nada mejor que un buen premio. Aproveche los pequeños espacios de la casa para educar a su amigo enseñándole comandos básicos (cómo sentarse, patear y acostarse) y recompensarlo cada vez que lo haga bien. Además de dedicar tiempo, esta sencilla actividad ayuda a mejorar la relación y la comunicación entre ustedes. Pero recuerda respetar el tiempo y las necesidades de tu cachorro.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

7 juegos para calmar a un perro estresado

Bobtail americano de pelo largo