in

6 trucos para mejorar el ritmo de tu perro

El paseo es el momento más feliz para un perro y algunos saben exactamente a qué hora suelen salir de casa. Esta alegría, sin embargo, puede convertirse en mucha ansiedad y agitación: y una reacción común a este comportamiento es tirar del collar y guiar. ¡El paseo debe ser agradable para el perro y su dueño! Muchos amos terminan paseando por la calle con el cachorro por la dificultad, pero lo cierto es que empeora la situación y puede ponerlo aún más ansioso. Los paseos diarios son fundamentales para la salud física y psicológica de los perros. Es en este momento que hacen ejercicio, interactúan con otros animales, olfatean y exploran diferentes lugares.

¡Aprende a entrenar a tu perro y a acabar con los tirones!

Terminar con los tirones es un proceso que requiere mucha paciencia y técnicas correctas. Sabemos que la frustración de un paseo es grande, pero detenerlos es un proceso que requiere dedicación. Por eso, preparamos un material con 6 consejos sobre cómo entrenar a tu perro para que esté más tranquilo fuera de casa.

1 – Empieza a entrenar en casa

El entrenamiento con su amigo debe realizarse en un momento más tranquilo. No tiene sentido ponerle un collar y una correa y querer que esté menos ansioso por el paseo. Es mucho mejor hacer el entrenamiento después de regresar de la calle que antes, porque el cachorro estará más cansado y esto facilitará el proceso. Un consejo para atraer la atención del perro es hacer de las comidas un momento de entrenamiento: un trozo de alimento como premio.

El entrenamiento en casa es simple y no necesita durar más de 10 minutos. Coloca al perro a tu lado con un collar y una correa corta y comienza a caminar por la habitación un par de veces. Da dos pasos y, si no tira, recompénsalo con un grano de croquetas u otros premios gourmet. Repite varias veces, procediendo a otras habitaciones de la casa, hasta que sea capaz de hacer un camino más largo con la guía suelta. Cuando el entrenamiento esté funcionando en interiores, intenta trasladarlo a otros lugares, como el pasillo o el patio del edificio. Si se agita y comienza a tirar, regresa.

2 – Collar y guía para perros: ten los accesorios adecuados

El tipo de collar que uses para el viaje también puede influir en los tirones. El de cuello, por ejemplo, está indicado para perros más débiles. Para los que tienen más fuerza, se recomienda utilizar un collar de pecho (arnés) que sujete al perro guía en la parte delantera (huye de los modelos con la hebilla en la espalda, ya que esto le dará al perro más control del paseo). Con este arnés anti-tirón, trabajas en la frustración del perro: al intentar disparar, automáticamente será llevado a un lado y no podrá avanzar.

Algunas personas recurren a los modelos de bozal (que sujetan el hocico y son buenos para perros más agresivos) y el estrangulador. ¡Pero cuidado! El uso de ambos está indicado solo por personas que tengan mucha experiencia con los paseos, ya que pueden lastimar al perro.

3 – Cansar al perro antes de la caminata

Una alternativa para reducir el paso del perro en el paseo es jugar mucho antes de salir a la calle. Juega a la pelota, haz que corra por la casa, fomenta los juegos: todo vale para hacerte menos ansioso. Más cansado, puede estar menos agitado y no tirar del cuello.

4 – Haz que tu perro se sienta frustrado cuando intente tirar de la correa

Cuando tu perro comience a tirar del collar, simplemente deten el paseo con la correa atada al cuerpo y no des más pasos. Al principio, tendrás que repetir esto varias veces hasta que funcione. Intenta realizar este entrenamiento en lugares con poco movimiento de personas o en momentos más tranquilos, como temprano en la mañana o tarde en la noche.

Otro consejo es simplemente girar y dirigirse en la dirección opuesta. Con el tiempo, estas pequeñas frustraciones harán que tu perro comprenda que, cada vez que tire, se interrumpirá el paseo. Es importante que seas muy juicioso durante estos entrenamientos y no recompenses realmente el comportamiento incorrecto.

5 – Usa croquetas y otras recompensas cuando camine correctamente

A los perros les encantan las recompensas y una forma correcta es enseñarles cómo asociar los bocaditos de croquetas y las caricias con el buen comportamiento. Siempre que aceleres el ritmo y afloje al guía, felicítalo mucho o dele algunas delicias deliciosas. También puedes permitirle que olfatee un poste o “salude” a otro perro cuando pasee sin tirar.

6 – Manten un registro del viaje

Tu perro debe entender que eres tú quien guiará el paseo. Puede enseñarle a su cachorro el significado de “juntos”. Siempre que esté caminando a tu lado y sin tirar, usa el comando. Lo recomendable es no hablar durante los tirones, ya que puede pensar que lo está haciendo bien, cuando en realidad está haciendo todo mal.

Consejo extra: La doma puede ayudarte mucho a poner en práctica todos estos trucos si no puedes resolver el problema tú mismo, sí, algunos perros son muy difíciles de controlar. Busca profesionales de confianza y explica la situación, así determinará la mejor técnica para corregir el comportamiento. Y nunca olvides que tu cachorro aún no lo sabe todo y necesita que le enseñes. ¡Ten paciencia y mucho amor!

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Cómo adaptar el hogar y la rutina de tu perro a la llegada de un bebé?

Huesos para perros: opciones y cuidados