in

7 consejos para que tu perro coma más despacio

Algunos perros pueden estar bastante desesperados cuando se trata de comida. Aunque es muy común, especialmente en cachorros, ten en cuenta que este comportamiento no es el ideal y puede comprometer el sistema digestivo de tu mascota en el futuro. Si tu perro come demasiado rápido, existen algunas técnicas para evitar este comportamiento y hacer que la hora de la comida sea menos agitada. Para ello, puedes utilizar algunos objetos que conviertan la comida en un «desafío» para el perro e incluso cambiar algunos hábitos de la rutina.

Después de todo, ¿por qué el perro come rápido?

La primera reacción que nos viene a la cabeza cuando ve que el perro come demasiado rápido es asociarlo con el hambre. Pero sepa que esto está más relacionado con el comportamiento compulsivo que con cualquier otra cosa. Las causas pueden ser el instinto de proteger la comida (sobre todo si convive con otros animales), pero también puede ser un caso de ansiedad que merece tu atención. Esta obsesión puede desencadenar algunos problemas de salud: comer demasiado rápido significa que el estómago del animal no tiene tiempo para liberar las enzimas esenciales para la digestión de los alimentos, provocando vómitos, gases y eructos después de una comida. En situaciones más graves, el perro puede ahogarse e incluso tener una torsión gástrica.

7 consejos que te ayudarán a hacer que tu perro coma más lentamente

1) Haz de la comida un momento de entrenamiento

Una excelente manera de hacer que tu amigo de cuatro patas aprenda algunos trucos es recompensarlo con snacks y cosas deliciosas. Puedes combinar comida y entrenamiento en un solo momento. Con cada acción completada, el perro consigue una pieza de alimento. Es importante que se tome de 20 a 30 minutos para hacer esto. Sobre todo, esta técnica ayudará a fortalecer los lazos con su mascota.

2) Usa juguetes interactivos

Además de estimular las habilidades cognitivas de tu amigo, los juguetes interactivos transforman el momento de la comida en un desafío para la mascota. Con esas bolas específicas en las que se coloca el pienso, se verá prácticamente «obligado» a comer despacio, ya que los granos saldrán a medida que mueva el juguete.

3) Divida la comida en más momentos a lo largo del día.

¿Con qué frecuencia come tu perro? Si come por la mañana y por la noche, por ejemplo, trata de darle porciones más pequeñas a lo largo del día, respetando siempre la cantidad recomendada para la edad, tamaño y peso del animal.

4) Para reducir la velocidad, usa un comedero lento para perros

El comedero para perros también es una opción muy válida. El modelo tiene varios obstáculos que no permiten que el animal atrape una mayor cantidad de alimento al mismo tiempo.

5) No asocies la comida con un momento de mucha «fiesta»

Los perros reflejan mucho el comportamiento de sus humanos. Si festejas mucho a la hora de la comida o usas un tono de voz más animado, el perro asociará esto con un buen momento y estará ansioso por comer. También es importante no alimentar cuando el animal está muy eufórico: esperar siempre a que se calme.

6) Coloca objetos más grandes, como una pelota, dentro del alimentador

Si no quieres invertir en un comedero lento para perros, un consejo que funciona bien es colocar objetos más grandes (como una pelota) junto con la comida en el frasco, lo que funcionará como un obstáculo.

7) Si tienes más de un perro, separa los animales

Como ya dijimos, la disputa territorial con otros animales de la casa puede hacer que tu perro coma desesperadamente para proteger la comida. Si tienes más de un perro, pon la comida en diferentes ollas y, preferiblemente, que estén separadas durante la comida.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comida para perros húmeda o seca: ¿cuál es la mejor?

¿Sueñan los perros? ¡Descubre que pensamos al respecto!