in

Audición canina: ¿como escuchan los perros?

¿Alguna vez te has parado a preguntarte cómo funciona la audición del perro? Aunque las orejas de los perros tienen una estructura interna muy similar a la nuestra, la capacidad auditiva canina está aún más articulada que la de los humanos. Esto convierte a los perros en excelentes dueños, ya que son capaces de escuchar ruidos que muchas veces ni siquiera llegan a nuestros oídos. Además, la forma de las orejas del perro le ayuda a identificar la fuente de un sonido en cuestión de segundos. Evidentemente, estas características tienen un gran impacto en el comportamiento de los perros.

Entender cómo funciona la audición canina

La estructura anatómica de la oreja del perro está formada por tres partes importantes: el oído externo, medio e interno. El tímpano y el canal auditivo tienen huesecillos capaces de detectar vibraciones sonoras y emitir señales al nervio auditivo. Aunque la oreja es anatómicamente muy similar a la oreja humana, el exterior de la oreja del perro tiene diferencias más evidentes, comenzando por la articulación que tiene una capacidad mucho mayor.

Con alrededor de 18 músculos que le permiten al perro cambiar la posición de las orejas, puede capturar muchos más sonidos y ruidos, incluso a metros de distancia. Es por eso que la audición del perro es mucho más precisa en este sentido: tienen la capacidad de localizar la fuente de la mayoría de los sonidos de forma casi automática. Además, los perros también pueden escuchar cualquier ruido a una distancia cuatro veces mayor que la que escucharía un humano.

El oído del perro reconoce la frecuencia del sonido que los humanos no percibimos

Además de la capacidad de identificar sonidos con una facilidad impresionante (incluso a distancia), otra curiosidad sobre la audición canina es que su frecuencia también tiene sus peculiaridades. Mientras que los humanos son capaces de identificar frecuencias solo entre 16 y 20.000 Hz, el perro alcanza hasta 40.000 Hz. Esto significa que mientras los oídos de las personas no captan sonidos muy agudos, los perros son totalmente sensibles a este tipo de ruido.

Es por eso que los perros a menudo pueden molestarse con cualquier ruido, y también porque los sonidos distantes (pero igualmente fuertes) también tienden a irritarlos, como es el caso de los fuegos artificiales. Lo ideal es que el amo tenga esta percepción y evite los lugares que puedan perturbar la audición del perro y hacer que se sienta agitado, asustado o irritado. También vale la pena recordar que la exposición frecuente a estos sonidos muy fuertes puede ser perjudicial a largo plazo para la salud del perro.

Un poco de cuidado es importante cuando se trata de la audición del perro

Además de la consideración anterior, también es importante mantener una serie de cuidados para la oreja de su cachorro. Limpiar la zona con regularidad y procurar que esté siempre bien seca ayuda a prevenir diversos problemas, como la otitis, que es una inflamación en el canal auditivo que trae muchas molestias al animal. Si no se trata adecuadamente, la otitis también puede terminar dejando al animal sordo.

El tutor debe estar siempre atento a cualquier síntoma de anomalía. Si existe alguna sospecha de que hay un problema con la audición canina, ya sea que no responde a sus llamadas o tiene un olor diferente en la zona, busque un veterinario para buscar orientación.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

5 razones para no usar el collar de cascabel en gatos

Aprende todo sobre la raza de gato escocés