in

Boston Terrier, todo lo que necesitar saber sobre esta raza

Para aquellos que siempre soñaron con tener un perro pequeño, ¡el Boston Terrier es la compañía adecuada! Aunque todavía está muy confundido con el Bulldog Inglés, el cachorro de esta raza tiene cualidades únicas y excepcionales. Amables, juguetones y enérgicos, los cachorros de Boston Terrier son muy fáciles de tratar a diario y les encanta complacer a sus dueños. Además, son súper adaptables y pueden vivir bien en casi cualquier lugar. Por eso, hemos separado la información principal sobre este pequeño perro para aquellos que buscan un nuevo amigo de cuatro patas.

Boston Terrier: aprende más sobre el origen de este cachorro

Es difícil definir exactamente cómo surgió este pequeño perro, pero la teoría principal es que el Boston Terrier fue la primera raza que se desarrolló completamente en los Estados Unidos, en el estado de Boston, en el siglo XIX. Para ello se utilizaron el Bulldog Inglés, Bull Terrier y otros perros -como el extinto English Terrier- para realizar el cruce que dio origen al animal tal y como es hoy. Reconocido oficialmente por el American Kennel Club (AKC) en 1893, el perro Boston Terrier se ganó rápidamente el corazón del pueblo estadounidense y, poco después, también se hizo popular en todo el mundo.

Boston Terrier x Bulldog francés: ¿cuál es la diferencia entre las dos razas?

La confusión es inevitable: el Bulldog Francés es, de hecho, muy parecido al perro Boston Terrier. Esto se debe a que ambas razas tienen un ancestro común, que es el Bulldog Inglés. Pero cuando se colocan uno al lado del otro, es posible notar algunas diferencias principalmente en lo que respecta al tamaño de cada perro. Mientras que el Bulldog Francés es más musculoso y puede llegar a pesar hasta 15 kg, el Boston Terrier tiene una estructura más compacta y delgada, con patas largas, además de no tener arrugas repartidas por todo su cuerpo. El animal no suele superar los 11 kg y tiene las puntas de las orejas más puntiagudas y el hocico menos plano que el Bulldog Francés.

Las características físicas del Boston Terrier van más allá del tamaño

Con un pelaje suave y corto, esta pequeña raza de perro no muda mucho y tiene hasta cuatro combinaciones de colores diferentes. Son: blanco y negro, marrón y blanco, atigrado y blanco o con tonalidades rojizas y blancas. Sí, el blanco siempre está presente, y es el color predominante en el pelaje del Boston Terrier, que puede cubrir el vientre, el cuello, las patas e incluso algunas partes de la cara del animal. Además, otro factor que suele llamar mucho la atención son los grandes ojos de la raza, ¡que hacen que el animal parezca aún más esponjoso! El peso de este pequeño perro varía entre 4,5 kg y 11 kg, y la altura de Boston puede llegar hasta los 43 cm. Es decir, es perfecto para absolutamente cualquier lugar, especialmente para apartamentos o espacios pequeños (como una cocineta).

¿Cómo es la personalidad de un perro Boston Terrier?

A pesar de la apariencia marrón, ¡el Boston Terrier es simplemente amor! Además de ser súper cariñosos, un rasgo presente en la personalidad de estos perros es que siempre quieren complacer a su familia y hacen todo lo posible para lograrlo. Por lo tanto, ¡es prácticamente imposible estar triste con un perro Boston Terrier a tu lado! Estos perros siempre están de buen humor y se necesita mucho esfuerzo para molestarlos. Aún así, apenas reaccionan cuando eso sucede y prefieren quedarse en su esquina sin molestar a nadie.

Pacíficos, sin hábitos destructivos y lo mejor de todo: apenas ladran en su vida diaria. Entonces, para quienes buscan un perro más tranquilo, termina siendo una gran opción. Además, el Boston Terrier también es ideal para niños, ancianos y casi cualquier persona. De hecho, cualquiera que te preste un poco más de atención ya puede ganarse su corazón. Pero como la raza tiene la costumbre de encariñarse con facilidad, es importante que el tutor siempre reserve tiempo en el día para dedicarse exclusivamente a su amigo de cuatro patas. Les encanta tener compañía y no son fanáticos de una casa vacía.

De hecho, cabe mencionar que se trata de una raza que también consigue llevarse bien con otros perros. Pero es importante estar atento, porque como pueden agitarse mucho con otras personas y animales, esto puede conducir a «extrañeza» y conflictos. No por su parte, por supuesto, pero merece la atención porque otros perros pueden no reaccionar muy bien con tanta animación. En general, incluso es difícil encontrar fallas en el Boston Terrier, ¡porque realmente es un perro increíble!

Boston Terrier es un perro que requiere algunos cuidados a diario

• Baño y cepillado:

El pelo de perro Boston Terrier no suele ser mucho trabajo, pero es necesario cepillarlo semanalmente para quitar el pelaje muerto y mantener a tu cachorro con un aspecto saludable. Para ello, los guantes son el accesorio más recomendado. Los baños pueden darse a intervalos más prolongados, ya que es una raza que no suele tener ese mal olor si no se baña durante unas semanas. Aun así, al menos una vez al mes merece la pena hacer una escapada a la tienda de mascotas o hacerlo en casa. Aparte de eso, limpiar al perro con una toalla húmeda puede marcar una diferencia total, especialmente para limpiar las patas y el área del hocico del animal.

• Uñas, dientes y orejas:

Cortar las uñas del perro Boston Terrier es importante para que el perro no se lastime, y debe suceder al menos una vez al mes. Además, el tutor también debe prestar atención a la salud bucal del perro, cepillándose los dientes semanalmente para prevenir el sarro, el mal aliento y la enfermedad de las encías. Las orejas también deben limpiarse con frecuencia. Como son grandes y largos, la falta de cuidados en esta región puede desencadenar problemas como la otitis.

• Alimentación:

Todo tutor debería preocuparse por la comida del perro. Lo ideal es que el alimento elegido satisfaga las necesidades del animal según su edad y tamaño físico, ya que existen diferencias nutricionales en cada tipo de alimento. Además, otro factor que también necesita atención es en relación a la cantidad justa de comida que ofrecer al cachorro, ya que el perro Boston Terrier puede ser un poco sedentario y si come más de lo debido puede acabar siendo obeso. Si tiene alguna duda sobre cuál es el mejor tipo de alimento para su mascota, vale la pena pedir indicaciones al veterinario.

• Ejercicio físico:

Aunque tiene mucha energía para jugar, el Boston Terrier es un perro muy tranquilo que no exige actividades físicas muy intensas. Los tours siempre son bienvenidos y les encanta, pero nada que no resuelva una caminata ligera. En algunos casos, incluso es posible gastar la energía del perro jugando en interiores, ya que no sienten la necesidad de estar en la calle tanto como otras razas. Pero cuidado: esto no significa que puedas dejar de lado al Boston Terrier y no hacer ejercicio físico. Como se trata de un perro que tiene tendencia a la obesidad, lo ideal es que se estimule a diario para no engordar. ¡Los juguetes interactivos para perros son una buena opción!

Todo lo que necesita saber sobre la salud del perro Boston Terrier

En términos generales, el Boston Terrier es un cachorro muy sano pero, como otras razas, necesita algo de atención. Debido a que tienen ojos muy grandes, los problemas oculares terminan siendo comunes en esta raza. Las úlceras corneales, las cataratas y el glaucoma, por ejemplo, son afecciones que pueden presentarse con cierta frecuencia, por lo que es fundamental llevar al cachorro a consultas periódicas con un veterinario oftalmólogo. Además, limitar el hocico de las razas braquicefálicas también puede requerir algunos cuidados, especialmente en los días más cálidos. El Boston Terrier puede enfermarse con las altas temperaturas, y lo más recomendable es que estos animales no hagan ejercicio durante las horas de intenso calor, que es entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Otros problemas de salud que también pueden surgir son la sordera y la luxación de la rótula.

Para prevenirlo, lo ideal es que el tutor lleve a tu cachorro periódicamente a consultas con un veterinario. Este seguimiento es necesario para comprobar el estado de salud del animal y también para mantener actualizado el calendario de vacunación del animal. No lo olvides: el cachorro de Boston Terrier se puede vacunar a los 45 días de vida, y esta es una medida fundamental para cuidar a tu mascota.

Boston Terrier: comprar un perro de esta raza requiere cierta planificación financiera

Si estás pensando en tener un nuevo compañero de cuatro patas de la raza, es importante que ahorres un poco de dinero para ello. Cuando se trata de un Boston Terrier, el precio puede ser un poco más alto de lo esperado. En algunos casos, incluso es posible encontrarlo a un costo ligeramente menor que eso, pero es importante tener cuidado de no caer en una trampa o financiar un espacio que maltrata a los animales. Por lo tanto, al comprar un Boston Terrier, ¡las perreras deben evaluarse con cuidado! Busque un lugar con buenas referencias, busque testimonios de personas que ya hayan comprado mascotas en el lugar e incluso realice algunas visitas antes de realizar la compra solo para asegurarse de que la perrera en cuestión realmente tiene un compromiso con los perros protegidos.

Y recuerda: no importa cuánto varíe el precio según cada ubicación, uno de los criterios más relevantes para definir el valor de un cachorro Boston Terrier es su linaje. Si es descendiente de perros campeones, es normal que el precio sea más caro que el de un perro que proviene de un pedigrí “común”.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

5 actividades para hacer con tu perro anciano

¿Cómo prevenir enfermedades que afectan a los huesos del perro (artrosis canina, osteoporosis y otras)?