in

Cómo escoger la mejor cama para tu cachorro

cute tender white and brown jack russell sleeping on a bed under a white cover. Winter and relax concept

Mucha gente dice que tener una mascota es muy parecido a tener un hijo y no vamos a estar en desacuerdo, ¿verdad? Además de todo el amor y la diversión, debes pensar en las necesidades de tu mascota porque, como un ser humano, también necesita algunos cuidados. A la hora de acostarse, por ejemplo, lo ideal es que el cachorro tenga su propio espacio en la casa o apartamento para descansar y la elección de un paseo para perros es fundamental en este proceso.

Hoy en día existe una enorme variedad en el mercado y esto acaba dejando a la gente bastante confundida e indecisa a la hora de decidir cuál es la mejor opción. “¿Cuál es el tamaño de cama ideal para un perro grande?”, “Mi perro tiene frío, cuál es el tipo de cama más cálido” o “¿Cuál es el modelo de paseo más práctico?” son algunas de las preguntas comunes a los dueños de mascotas. Para estas y otras respuestas, ¡echa un vistazo a nuestros consejos a continuación!

Cama para perro grande o pequeño, ¿cómo elegir?

1. ¡Los cachorros crecen y el tamaño de su perro importa!

Los animales tienden a estirarse mientras duermen, por lo que este espacio también debe pensarse para que el animal se sienta cómodo. Entonces, aunque todavía es un cachorro cuando se unió a la familia, no debemos olvidar que en unos meses su tamaño cambiará y el paseo debe ser acorde con él.

2. Debes conocer bien a tu cachorro.

Saber si tiende a sentir frío o calor, si le gusta morder cosas o si duerme más acurrucado o tumbado puede ayudar a la hora de elegir. Para los perros que sienten frío, lo ideal es buscar un modelo tipo juego, por ejemplo.

3. La forma también dependerá de la posición en la que duerma habitualmente el animal.

Para los que se estiran durante el sueño, la cama para perros más adecuada es la rectangular, mientras que a los que disfrutan descansando acurrucados les gustará más la cama redonda o cuadrada.

4. ¡La comodidad lo es todo!

Por eso es importante prestar atención al material de la nueva cama, para que esté siempre bien acolchado. Una cama de madera, con almohadas, por ejemplo, puedes conseguir hacerla muy acogedora.

Después de analizar todo esto, llega el momento de elegir, por fin, ¡cuál es la mejor opción para tu mascota! Echa un vistazo a los modelos que más destacan, tanto por su comodidad como por su practicidad.

Hoyo para perros: una opción muy acogedora

Una excelente opción para mantener abrigado a tu mejor amigo, la cama con estilo de juego, también llamada iglú, brinda una sensación de calidez inigualable. Indicado principalmente para perros pequeños, ya que la mayoría están diseñados para albergar perros de hasta 10 kg, este modelo ofrece un “escondite” para el animal y permite mantenerlo caliente mientras tanto.

Cojín: la mejor opción de cama para perros grandes

Este es un verdadero paraíso para los perros grandes, ya que pueden estirarse y estirarse tanto como quieran mientras duermen. Las camas tipo cojín, que también pueden ser reemplazadas por colchones, ofrecen más libertad al perro y son extremadamente cómodas, es decir, capaces de satisfacer muy bien las necesidades de tu nuevo amigo. Pero ojo: la calidad es importante y lo ideal es que el modelo venga con una funda extraíble para facilitar el proceso de limpieza. Otro consejo es que si al perro le gusta  mucho morder, puedes optar por tejidos impermeables, que garantizan una mayor durabilidad y retienen menos olores. Si vives en un lugar muy frío, vale la pena usar una manta para hacer la superficie más acogedora.

Cómo: cama para perros con llanta

¡Esta es la opción más atrevida! Aunque hay algunos lugares que venden este tipo de cama, mucha gente se ha rendido al famoso “hágalo usted mismo”, también conocido como bricolaje. ¿Recuerdas ese neumático viejo que aparentemente era inútil? Bueno, pues puede convertirse en un lugar ideal para que tu mascota tome esa pequeña siesta. Con un material capaz de protegerte del frío, el neumático es una opción perfecta para perros pequeños. Para ello, solo necesitarás una llanta, un cuchillo afilado, pintura acrílica y un cojín grande que llenará todo el interior de la llanta.

¡Compruebe paso a paso!

Paso 1: limpiar bien el neumático con un cepillo y un paño húmedo;

Paso 2: corte con mucho cuidado la “tapa” de un lado del neumático. Si quedan rebabas, recorta con unas tijeras grandes;

Paso 3: pinta el neumático con su color favorito y espera a que se seque durante al menos 24 horas;

Paso 4: pon una bonita funda sobre la almohada que será la parte blanda de la cama y ¡listo! ¡Ahora solo coloca el cojín dentro del neumático, con el lado no cortado y llama al perrito para disfrutar!

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Es normal que un perro adulto succione una manta?

Gato Ragamuffin – Características, temperamento y cuidados