in ,

¿Cómo actúa la comida en el organismo felino?

Los problemas renales son muy comunes en los gatos. Esto suele deberse a una alimentación ineficaz y también a que los gatos no tienen el hábito de beber agua con frecuencia, motivo de insuficiencia renal. Cuando se detecta la afección, es necesario tomar varias medidas para evitar las consecuencias de esta grave enfermedad. Por lo tanto, es necesario cambiar la dieta del animal. La alimentación específica renal para gatos, por ejemplo, ayuda a mantener al gato con una buena calidad de vida, incluso si no está enfermo. ¿Quieres saber más acerca de esto? Mascotinas entrevistó al veterinario Ramón Revilla, especialista en nutrición animal, quien me contó todo lo que necesitamos saber sobre este tipo de alimentos.

¿Para qué es la comida para insuficiencia renal de los gatos y cuándo puede estar indicada?

Si tienes un gato con problemas renales, es probable que el veterinario ya haya sugerido cambios en la dieta del felino. Según el caso, lo ideal es optar por la comida para insuficiencia renal para gatos, que, según Ramón, tiene la misión de retrasar la progresión de la enfermedad renal crónica y aliviar sus signos clínicos, aumentando la calidad y la esperanza de vida del animal. “El pienso está indicado para gatos en tratamiento por enfermedad renal crónica desde la etapa II en adelante”, explica.

Sin embargo, hay que señalar que cualquier cambio en el manejo nutricional de tu gatito debe realizarse con la ayuda de un profesional, preferiblemente con experiencia en nutrición animal, y nunca por tu cuenta. “El veterinario es el profesional capacitado para señalar el momento idóneo para un cambio en la gestión alimentaria del gato”, orienta Ramón.

Alimentación: el riñón del gato necesita una alimentación más específica

Los riñones son órganos muy importantes para la salud tanto humana como felina. Según explica el veterinario, son los encargados de eliminar toxinas del organismo, regular la presión arterial, producir hormonas y vitamina D, entre otras funciones. Por lo tanto, si este órgano se ve comprometido, es importante buscar alternativas para controlar la enfermedad. Existen diferentes tipos de comida para gatos y optar por una comida para gatos con problemas renales, por ejemplo, puede ser una buena solución.

Sobre todo, porque con esa ración, el riñón del gato tiene una calidad de vida totalmente diferente, como verás a continuación. Estos son algunos de los beneficios nutricionales de este alimento, según Ramón:

  • La comida utiliza proteínas de la más alta calidad y alta digestibilidad, por lo que genera la menor cantidad de desechos posibles que un riñón enfermo tendría dificultades para excretar;
  • Reduce los niveles de fósforo, uno de los mayores problemas en la enfermedad renal crónica, siendo una de las medidas más importantes para prevenir la progresión del daño renal;
  • Aporta nutrientes importantes, como ácidos grasos y omega 3, que tienen una acción antiinflamatoria y ayudan a reducir la presión arterial sistémica;
  • Reduce el estrés oxidativo de las lesiones crónicas proporcionando niveles de sustancias antioxidantes;
  • Posee altos niveles de vitaminas, especialmente las del complejo B. Debido al aumento de la frecuencia urinaria, estas vitaminas se pierden en mayor cantidad en la orina;
  • Controla los niveles de sodio, que ayuda a controlar la presión arterial sistémica;

¿Los gatos tienen alguna contraindicación para este tipo de alimentos?

Debido a que es una enfermedad grave y requiere una dieta muy específica, la alimentación para gatos con insuficiencia renal tiene algunas contraindicaciones. Según Ramón, el problema se aplica a cachorros, gatas gestantes o lactantes, además de los casos de comorbilidades, es decir, cuando la gata tiene más de una enfermedad. En estas situaciones, una sugerencia es que el dueño busque siempre un profesional en nutrición animal, que entienda las necesidades nutricionales del felino e indique el mejor tratamiento en función del estilo de vida del animal.

Alimentación para insuficiencia renal: el gato debe pasar por un proceso de adaptación gradual

Antes de sustituir por completo la comida tradicional por comida específica para los riñones, el gato debe empezar a consumir la nueva comida poco a poco. Recuerda siempre que los cambios bruscos pueden acabar dificultando el proceso de adaptación al nuevo pienso y, en algunos casos, el gato puede incluso acabar negándose a comer. El cambio debe realizarse gradualmente. “Lo ideal es dedicar 7 días a la reposición y disminuir la cantidad de pienso antiguo al mismo tiempo que aumenta la cantidad de nuevo”, sugiere Ramón.

 

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Perros felices – ¿Sabes qué los hace realmente así?

¡Conoce las características del gato LaPerm!