in

¿Cómo calmar a un perro por miedo a la tormenta?

El perro con miedo a la lluvia y los truenos es una situación muy común. Al igual que con los fuegos artificiales en la temporada navideña, el ruido de la lluvia puede resultar bastante molesto para el perro. Pero, contrariamente a lo que piensan muchos dueños de mascotas, los perros no necesariamente se asustan por el volumen de ruido, sino por el peligro y la amenaza que pueden representar. Para ayudar a lidiar con la fobia de tu mejor amigo, existen algunos trucos prácticos para calmar a un perro que le tiene miedo a la lluvia.

Perro temeroso: ¿cuál es la explicación del miedo a la tormenta?

¿Conoces ese miedo a lo desconocido que sentimos los humanos? Entonces, esta es la sensación que aflige a tu mascota cada vez que cae una lluvia fuerte y el ruido resuena por toda la casa. A pesar de no tener el razonamiento tan desarrollado como el nuestro, los perros tienen una audición potente, lo que hace que este ruido se interprete como un peligro.

Entonces, después de comprender por qué su perro le tiene miedo a la tormenta, el siguiente paso es observar su comportamiento durante la tormenta para buscar formas de ayudarlo. Los ladridos, las orejas y el hocico bajos y el corazón acelerado pueden indicar que su mascota no se encuentra bien. Además, es común que los perros temerosos intenten escapar o esconderse en lugares que consideran seguros, como debajo de la cama. ¡Es importante estar atento!

¿Cómo calmar a un perro durante la tormenta?

Existen algunas técnicas fáciles y prácticas que pueden ayudarlo a calmar al perro temeroso. Los perros son animales extremadamente sociables y tienden a absorber estímulos y sentimientos externos. Así que el primer consejo es no desesperarse. Tu mascota necesita sentirse segura en ti para comprender que todo está bien y que no hay nada que temer.

1) Distrae al perro asustado

Un buen truco es tratar de distraer a tu cachorro durante la tormenta. Después de todo, nada mejor que enseñarte cómo lidiar con el miedo de una manera divertida, ¿verdad? Corre al perro por la casa, lanza una pelota y llévale tu juguete favorito. Las actividades estimulantes pueden ayudar a liberar sustancias y hormonas que brindan a la mascota una sensación de tranquilidad. ¡Todo vale para calmarte!

2) El perro que le teme a la tormenta necesita acostumbrarse al ruido.

Intente poner el ruido de la lluvia a jugar todos los días, a bajo volumen. En YouTube, hay varios canales específicos para perros que dan sonidos de tormenta. Por mucho que el perro se sobresalte al principio, con el tiempo puede acostumbrarse al ruido y sufrir menos cuando es real. También vale la pena aprovechar este entrenamiento y asociar la lluvia con algo positivo, como un premio o una caricia.

3) Pon una canción para calmar al perro.

Otra forma de utilizar la música para calmar a un perro por miedo a la tormenta es enmascarar el sonido del ruido y el trueno. Reproduzca sonidos relajantes a un volumen más alto: esto puede ayudarlo a estar más relajado durante la tormenta. Hay listas de reproducción con horas de música con estilo, que incluso puedes seguir reproduciendo cuando necesites salir de casa por unas horas. Senderos perfectos para traer un poco de paz y tranquilidad a tu perro por miedo a los truenos.

4) Los calmantes para perros pueden ayudar en casos más graves.

Para casos más severos, puede ser necesario usar algún medicamento para calmar al perro. Además, las técnicas terapéuticas pueden resultar útiles. Pero, es importante recordar que, en estas situaciones es necesario que el veterinario evalúe y controle el caso para tratar correctamente la fobia: solo el profesional puede recomendar un tranquilizante natural para perros. Además, la presencia de un entrenador durante el proceso puede facilitar el tratamiento.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Puede el color de la orina del perro indicar alguna enfermedad en el tracto urinario?

¿Realmente necesitas un collar de gargantilla para tu perro?