in

¿Cómo es vivir con un perro guía? Así lo hace una persona con discapacidad visual

Ayudar a las personas con discapacidad visual es la misión del perro guía. Entrenado para actuar en diversas situaciones, este animal se convierte en los ojos de su dueño. La preparación del perro guía comienza incluso en los primeros meses de vida y su “trabajo” continúa hasta el comienzo de la vejez, cuando se jubila. Estos animales son inteligentes, dotados de dulzura y capaces de actuar con rapidez cuando es necesario. Pero, ¿cómo es vivir con un perro guía? Para responderte, hablamos con Manuela, quien perdió la vista en su adolescencia y ahora cuenta con el apoyo de Tuno, su amigo de cuatro patas. ¡Conoce esta historia!

Perro guía: ¿cómo apareció Tuno en la vida de Manuela?

Manuela es de Mieres y se mudó a Madrid después de aprobar la selectividad. Nació con una enfermedad hereditaria llamada retinosis pigmentaria, que causa una pérdida progresiva de la visión, que por lo general se manifiesta en la niñez o la adolescencia. Manuela perdió la vista por completo cuando solo tenía 15 años.

La elección de tener un perro guía tuvo una razón: “Quería uno por la autonomía y la libertad que podía darme”. Tuno es un perro guía labrador y tiene algunas funciones esenciales para ayudar en la rutina de Manuela: evitar obstáculos bajos, medianos y altos, garantizar un movimiento seguro y encontrar lugares esenciales, como entradas y salidas de edificios, sillas, balcón, lavabo y baño. El perro también guía a Manuela hasta el metro, el trabajo y la casa. ¡Es, de hecho, una relación de gran confianza!

¿Cómo es el adiestramiento del perro de asistencia?

El perro guía no es un animal comercial. Hay ubicaciones específicas que entrenan y enseñan cómo deben comportarse y actuar los cachorros en diferentes situaciones. Hasta que estén listos, los perros conviven con familias temporales, que cuidan del animal hasta aproximadamente 1 año de vida. Después de eso, se someten a un entrenamiento con un adiestrador de perros y pueden pasar al nuevo dueño. Los primeros meses es la adaptación del peludo a la rutina de la persona con discapacidad visual que lo adoptó.

Manuela adoptó a Tuno en el instituto, donde fue entrenado. “Es mi segundo perro. El primero estaba a punto de retirarse cuando recibí el contacto sobre la posibilidad de conocerlo. Las personas que están reemplazando a sus perros, como fue mi caso, tienen prioridad en esta línea ”, explica.

La raza más común de perro guía es el labrador, pero el pastor alemán y el rottweiler también pueden ser entrenados para realizar este papel. De hecho, lo que se necesita para que el animal sea perro guía es tener algunos requisitos de comportamiento, como no distraerse con estímulos externos, no ser agresivo, tener concentración y facilidad para aprender, además de saber esquivar obstáculos con sagacidad.

El perro guía debe estar concentrado y no debe ser interrumpido cuando esté de servicio.

El perro guía despierta la curiosidad allá donde va, ya sea por la postura atenta o incluso por la ternura de la raza. El impulso de acercarse y hablar con él es casi inevitable. Cuidado: el perro guía no se puede distraer cuando trabaja. Estos perros tienen un propósito y no son solo perros de compañía: necesitan enfocarse en ayudar a sus dueños todo el tiempo, ya que la calle y los lugares públicos no están completamente adaptados para personas con discapacidad. “El perro guía no es muy común y es normal que llame la atención, pero también es agotador. Es necesario entrenarlo muy bien para que se porte de manera correcta. Es un trabajo educativo ”, dice Manuela.

Según la ley, el perro guía puede acceder a cualquier lugar público, incluso a aquellos que no se consideren “pet-friendly”. Lamentablemente, la falta de concienciación y difusión sobre el tema termina privando a la persona con discapacidad visual del acceso a sus derechos básicos. Manuela ha pasado por esto en innumerables ocasiones: “¡ha pasado y sigue pasando! A veces peleo, a veces me da igual y me voy y a veces lloro! Aunque lo normal es que se porten muy bien no obstante se trata de una situación de discriminación muy grave. Intento entender las situaciones y las diferencias de pensar que puede tener cada persona e intento ponerme en su lugar, incluso teniendo una discapacidad visual.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Descubre las ventajas de tener dos gatos en casa

Todos los cuidados que necesita el felino antes de la cirugía para esterilizarlo