in

¿Cómo prevenir enfermedades que afectan a los huesos del perro (artrosis canina, osteoporosis y otras)?

Existe una serie de enfermedades que pueden comprometer la salud de los huesos y las articulaciones del perro. Entre las más conocidas se encuentran la osteoporosis, la artritis, la osteoartritis y la displasia de cadera en perros. Si bien muchos problemas óseos son congénitos y hereditarios, otros se adquieren a lo largo de la vida, especialmente cuando los cachorros aún son cachorros. En esta fase, eventos como enfermedades, traumatismos (caídas, peatones, peatones, etc.) y una alimentación inadecuada pueden generar o agravar patologías relacionadas con los huesos y articulaciones del perro en el futuro. Por tanto, es importante redoblar la atención y los cuidados durante los primeros 12 meses de vida del animal. Aunque muchas situaciones están fuera de nuestro control, a continuación enumeramos 5 consejos para ayudarlo a prevenir enfermedades de los huesos y las articulaciones en su perro.

¿Cómo prevenir enfermedades que afectan a las articulaciones y huesos del perro?

1) La comida para perros debe ser de calidad y adecuada a la edad del animal.

Una alimentación adecuada durante los primeros meses de vida de un perro es fundamental para prevenir enfermedades óseas en el futuro. El desarrollo óptimo requiere una dieta equilibrada en cantidad, calidad y proporción de nutrientes. La comida para cachorros está formulada con vitaminas y minerales que ayudan en el proceso de formación de tejidos y estructura ósea del animal. Por otro lado, cuidado con la cantidad excesiva: la sobrealimentación de un cachorro puede hacer que alcance el peso de un perro adulto más rápidamente, comprometiendo huesos y articulaciones durante el proceso. Por lo tanto, es mejor asegurarse de que la curva de crecimiento sea lenta y constante, sin un aumento repentino de peso.

2) Sigue el movimiento de los cachorros

Los cachorros son muy frágiles y, por eso, es importante estar atento a todo lo que hacen a lo largo del día. Grandes esfuerzos, saltos altos y giros bruscos pueden generar traumas y comprometer la correcta formación de huesos y articulaciones. A pesar de los riesgos, no es necesario que dejes de divertirte con tu cachorro, solo ten cuidado e impone límites a las carreras y los juegos.

3) Adapte su hogar para proteger los huesos de su perro de traumatismos y lesiones

En casa se tiene poco cuidado para evitar que su perro sufra algún tipo de trauma o lesión en las patas. Si es posible, limite el acceso de su mascota a las escaleras y rampas de la propiedad. También es interesante cubrir suelos resbaladizos o superficies muy duras (como zonas de hormigón) con tapetes y materiales antideslizantes que amortiguen el movimiento de los perros.

4) Controle el peso de su mascota para prevenir la osteoartritis en perros y otras enfermedades

El sobrepeso y la obesidad canina se encuentran entre las principales causas de artrosis y artritis canina en los perros. Para evitar que el exceso de peso ejerza demasiada presión sobre los huesos y las articulaciones del perro, es importante que mantenga una rutina equilibrada con el animal: pasear al perro, jugar de forma segura y una dieta saludable guiada por un veterinario de confianza son esenciales para evitar enfermedades de los huesos. La artritis y la osteoartritis en perros se suavizarán si los animales tienen un peso saludable. Por tanto, fomenta la actividad física regular para que tu mascota queme calorías y minimice la rigidez muscular sin generar tensión adicional en las articulaciones.

Además de los ejercicios, el veterinario podrá prescribir algún medicamento para la artritis y osteoartritis canina, suplementos y antiinflamatorios para la osteoartritis canina. Algunas causas de artritis, como la displasia de cadera o codo, generalmente requieren una intervención quirúrgica.

5) Reconozca los signos y trate el problema óseo lo más rápido posible

Si ve que el perro cojea o sospecha que está perdiendo movilidad y siente dolor, llévelo al veterinario de inmediato. La fuente del problema puede ser menor y resolverse por sí sola, pero otras pueden ser más graves y provocar cojera permanente o afecciones debilitantes, como la artritis canina.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Boston Terrier, todo lo que necesitar saber sobre esta raza

Comida prohibida para gatos – ¿Qué darle de comer?