in

¿Cómo saber si el gato tiene algún dolor? Aquí tienes algunos consejos para identificar cualquier molestia en tu gatito.

Aprender a saber si el gato tiene dolor es un desafío para todos los dueños. Los felinos son animales supuestamente independientes y resistentes, pero lo cierto es que son maestros en disimular cualquier malestar. Conocer cada paso de la rutina de tu gato puede ayudar a identificar el dolor y cualquier problema de salud, ya que pueden presentar cambios de comportamiento muy sutiles. El gato con dolor puede necesitar atención médica inmediata. Para ayudarte cuando preguntes «¿cómo saber si mi gato tiene dolor?», ¡Hemos detectado 5 señales que necesitan tu atención!

1) El gato no puede caminar o tiene problemas para moverse

Los felinos son animales muy flexibles que siempre están saltando de un lugar a otro o trepando por los lugares más altos de la casa para seguir el movimiento. Si ve que el gato cojea o tiene dificultades para expresar sus comportamientos naturales, es posible que sienta dolor.

2) Agresividad repentina

La idea de que a todos los gatos no les gusta que sus humanos los acaricien es solo un mito. El cariño en el lugar indicado es muy apreciado por el gatito y todo dueño conoce el momento y el lugar ideal para eso. Si el gato de repente se vuelve agresivo o muestra una reacción diferente cuando lo tocan, es posible que esté experimentando dolor en cualquier miembro o área del cuerpo.

3) Hacer necesidades fuera de la caja de arena

Muchas cosas pueden justificar que el gato haga las necesidades fuera de la caja de arena: estrés, ansiedad o una protesta por alguna insatisfacción. Por otro lado, orinar y defecar en el lugar equivocado puede indicar problemas con el tracto urinario o un gato con dolor de estómago. En tales casos, es posible que no pueda llegar al lugar correcto a tiempo. Es importante no pelear o gritarle al animal cuando esto ocurra, especialmente si no se conoce la causa exacta del comportamiento. Ir al arenero en exceso también puede indicar que algo no está bien con él.

4) Gato maullando más de lo habitual

El maullido de gato es una herramienta de comunicación muy utilizada por estos animales. Con la vocalización, el gatito expresa alegría, carencia, hambre e incluso miedo. Si tu gato comienza a maullar desesperada y repentinamente, puede ser que esté tratando de llamar tu atención sobre algo que no está bien. Esta es una señal clara de cómo saber si el gato tiene dolor. Observa si tiene otros síntomas y llévalo al veterinario para un chequeo.

5) El gato no quiere comer

Los felinos son animales muy exigentes con la comida y les gusta comer al mismo tiempo. Por lo tanto, los cambios en el apetito pueden indicar que su gato tiene dolor o incluso significar un problema de salud más grave. La incomodidad puede volverlo más apático y sin hambre. En ese caso, es importante llevarlo al veterinario de confianza lo antes posible.

Gato con dolor: ¿qué hacer?

El gato con dolor puede indicar diferentes problemas de salud: fracturas, enfermedades e incluso una reacción alérgica. La mejor forma de proceder es llevar a la mascota a un veterinario. Es importante enumerar cualquier cambio de comportamiento observado o incluso si el gatito comió o tuvo contacto con una sustancia diferente. Esta información es fundamental para el correcto diagnóstico.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Tinte para mascotas: consejos para teñir a su mascota de forma segura

7 ruidos que asustan a un gato