in

¿Cómo socializar a tu perro con otros perros?

La socialización del perro es una preocupación importante para los dueños de mascotas en general. Saber que puedes llevar a tu cachorro a lugares públicos sin que sea agresivo o asustadizo ante la presencia de otros animales es ideal, tanto para ti como para él. Aun así, por el instinto de liderazgo y territorialismo, muchos de ellos tienen dificultades para relacionarse en entornos como esos. Por lo tanto, existen muchas tácticas y trucos que puede utilizar para ayudar al comportamiento de su cachorro.

¿Cómo socializar a los perros? La socialización debe comenzar desde cachorro

Si tu perro llegó a su casa como un cachorro, su proceso de socialización puede ser más simple. En cuanto reciba todas las vacunas obligatorias, lo ideal es que empieces a sacar al animal a pasear por la calle, donde tendrá contacto con otros animales y, al mismo tiempo, con un movimiento diferente de personas.

Una vez que el perro se acostumbre a un ritmo diferente al de casa, presenta a tu cachorro entornos que estén separados para socializar a los perros, como los parques que sirven para este propósito. Comienza a distancia para medir la reacción del animal al ver a otros perros interactuar y jugar. Si permanece tranquilo y se comporta con normalidad después de algunos recorridos de observación, puede acercarse a él sin ningún problema. Durante los primeros meses de vida, la socialización ocurre de una manera más sencilla y sin complicaciones, por lo que es muy probable que no tengas problemas con ella en esta etapa.

La socialización de los perros que vivirán en la misma casa también debe ocurrir por etapas

Mantener la frecuencia de los paseos en el día a día de su amigo de cuatro patas es necesario para todas las razas de perros. Además de los beneficios que aporta la socialización de estos momentos, para muchos animales, esta caminata es suficiente actividad física para el gasto energético diario. Las razas más perezosas, que solo deben moverse para mantener la salud, no necesitan mucho tiempo dedicado a esta área, pero no todas son así: para equilibrar, hay algunas razas de perros que tienen energía de sobra. Pensando en la salud de tu mascota y tratando de evitar que descarte esta disposición acumulada en otras partes de la casa.

Adoptar un segundo cachorro cuando ya tienes uno dominando todas las habitaciones de tu casa es también algo que requerirá unos días de adaptación entre los animales. En lugar de ponerlos a ambos en el mismo entorno de inmediato, vete por etapas:

Paso 1. Empieza por permitir que los dos animales se observen desde la distancia, como en dos extremos del mismo pasillo, por ejemplo;

Paso 2. En otro momento, reúne a los dos, pero manten una barrera física entre los animales, para que puedan observarse más de cerca;

Paso 3. El tercer paso es el contacto físico: con los dos animales en guías o collares, dejar que se acerquen y se huelan. En este punto, es importante que mantengas la calma y estés atento a cualquier signo de agresión de cualquiera de ellos;

Paso 4. Después de que todo vaya bien, puedes dejar a los dos juntos en la misma habitación, pero vigila de cerca las primeras interacciones de los animales.

Incluso si se han acostumbrado a la presencia del otro, algunos cuidados pueden facilitar la convivencia de los dos animales. En la fase de adaptación, es fundamental que se respete la individualidad de los animales, por ello, es conveniente separar platos de comida, cacharros de agua y alfombras higiénicas. La división de las camas debe ocurrir de la misma manera: una para cada una, para que no haya peleas.

Socializar a los perros adultos es más difícil, pero no imposible

Quien tenga un perro que, incluso de adulto, que no pasó por el proceso de socialización antes o sufrió algún trauma que dificulta el contacto con otros animales, necesita saber que hay un proceso un poco más complicado por delante. En tales casos, puede ser necesaria la ayuda profesional de un entrenador, pero aún así, también puedes ayudar a tu manera. Aquí, tu principal objetivo es intentar replantear situaciones que puedan estresar o asustar a tu perro, dos estímulos que sin duda lo harán reaccionar de manera agresiva.

El ejercicio de parque que se hace con cachorros se puede repetir con el adulto, pero en este caso ofrecer recompensas, como snacks, siempre que se calme y le dé más tiempo al animal para que se acostumbre. A la hora de estimular el contacto directo con otro perro, las galletas también pueden entrar en escena ante cualquier reacción negativa y acompañadas de mucho cariño.

También es importante establecer tu papel de liderazgo positivo para el perro y utilizar siempre la correa, que te dará control sobre los movimientos y posibles reacciones por parte del perro. Lo más importante, en el caso de los perros adultos, es su persistencia: ¡tardará más que un cachorro en adaptarse y necesita todo el apoyo del mundo para superar esta barrera!

 

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Puedo tener al Pomerania Lulu en un piso? Te damos más información sobre esta raza de perro pequeño

Shar Pei

Shar Pei – Personalidad, características y todo lo que necesitar saber sobre esta raza