in

¿Cuándo el instinto deja de ser saludable para el animal y la familia?

Tener un perro protector puede ser bastante útil en ocasiones, ya que pase lo que pase, sabes que tu perro de cuatro patas estará ahí listo para defenderte y avisarte si algo anda mal. Sin embargo, algunos perros terminan exagerando en la sobre protección y, en estos casos, el comportamiento del perro puede comenzar a tornarse problemático para quienes conviven con él. Por tanto, es importante establecer límites en la rutina de un perro protector para que no desarrolle ningún tipo de trastorno del comportamiento, como la agresión.

Comportamiento canino: ¿cómo saber si la “sobre protección” del perro ha cruzado la línea?

A veces se vuelve difícil distinguir el comportamiento de un perro que es protector de un perro más agresivo. Algunas actitudes pueden resultar confusas, como los ladridos y la desconfianza ante extraños. Sin embargo, un perro protector no podrá atacar, gruñir o alejar a nadie de su dueño sin razón. Cuando hay algo mal, intentará alertar y hará todo lo posible para proteger a la persona que ama, pero esto nunca se reflejará en un comportamiento canino necesariamente agresivo.

Si tu perro no deja que nadie se acerque a ti, le gruñe a cualquiera que intente acercarse y lo trate como “posesión”, debes revisar lo que está sucediendo. Esta no es una situación común, mucho menos saludable para el animal y para quienes conviven con él. En ningún caso el perro debe sentirse “dueño” de los humanos o esto puede acabar desencadenando una serie de problemas de comportamiento desagradables. El animal tiende a volverse cada vez más desobediente, y la falta de límites y las reglas impuestas se convierten en un plato lleno para que haga lo que quiera.

Comprender qué puede haber detrás del comportamiento del perro protector.

Las razones del comportamiento canino de un perro protector pueden variar. El animal puede adoptar este tipo de postura por pura falta de liderazgo del dueño. Por otro lado, la sobre protección del dueño en relación con un cachorro que naturalmente ya tiene este tipo de comportamiento también puede potenciar el instinto del animal: entiende que ese exceso de preocupación por él necesita ser retribuido de alguna manera, además de crear un apego. Aún mayor por su guardián, convirtiéndose incluso en un perro muy necesitado. Esta carencia, a su vez, se vuelve peligrosa, ya que el animal no abandona el lado humano ni por un segundo y se vuelve agitado y / o agresivo cuando otra persona intenta “tomar” su lugar. Además, otras razones que pueden desencadenar este tipo de comportamiento son los casos en los que el perro observa que su dueño esté nervioso o asustado.

¿El adiestramiento canino es una opción posible para un animal que es muy protector?

Si tu amigo de cuatro patas tiene algún tipo de problema de comportamiento, el adiestramiento canino ciertamente puede ayudar. Ya sea por un perro necesitado, agresivo o desobediente: con la ayuda de un profesional, es posible corregir lo que está mal y mejorar la actitud del perro. Es importante recordar que el tiempo de aprendizaje de cada animal puede variar y se necesita paciencia.

Y para aquellos que no pueden contratar a un entrenador profesional, también es posible invertir en algunas técnicas por tu cuenta, como el refuerzo positivo. De esta forma, el perro debe ser recompensado siempre que actúe de la manera “correcta”, ya sea con un elogio, merienda o cariño.

 

 

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¡Aprende a identificar lo que los felinos quieren expresar con los maullidos!

¿Cachorro llorando por la noche? Mira la explicación y consejos para calmarle en los primeros días en casa