in ,

El Bobtail japonés

 

El Bobtail japonés irradia confianza, curiosidad, inteligencia y mucha energía. Les encanta jugar y no están tensos ni nerviosos en absoluto; por el contrario, se sabe que estos gatos son alegres y juguetones.

Esta raza existe en dos variedades, la de pelo largo y también la variedad de pelo corto, ambas comparten la misma historia y características generales, así como el comportamiento.

El Bobtail japonés. Al contrario de lo que indica el nombre, se originó en China, hace unos 1.000 años y es una de las razas que surgieron de forma natural – sin ninguna intervención del hombre en cruces y selecciones. Según los informes, el Emperador de China le dio un Bobtail como regalo al Emperador de Japón en el siglo VII y desde entonces ha sido considerado un símbolo de buena suerte en Japón.

Esta raza adquirió fama en el Lejano Oriente. Japón sufrió una amenaza de infección de gusanos que socavaría la producción de seda, importante para el comercio. Con esto, el gobierno japonés ordenó que los Bobtail fueran liberados por las calles, para que pudieran hacerse cargo de la plaga; en 1602 la raza fue degradada, del puesto de gato del Emperador a gato callejero.

Llevado a los Estados Unidos a finales de la década de 1960, el Bobtail japonés ha crecido considerablemente en número, habiendo sido reconocida como raza para participar en concursos de gatos en 1976. Hoy en día la raza es conocida como un símbolo japonés de buena suerte y prosperidad, apareciendo como una figura en cerámica o en pinturas con una pata levantada en Restaurantes japoneses.

Comportamiento

Se sabe que los gatos de esta raza son comunicativos, especialmente con sus personas favoritas, con las que serán muy dóciles. Rezuman confianza e inteligencia. Debido a que tienen mucha energía, se les adaptan fácilmente para usar collares y aprender la obediencia básica. El Bobtail japonés es una raza también muy sociable y que se relaciona muy bien con los niños y visitantes, sin ser particularmente hostil hacia nadie.

El Bobtail japonés es un gato conocido por ser bastante conversador, y puede pasar un buen rato “hablando” con sus personas favoritas, utilizando un tono de voz melodioso y suave. Se adapta fácilmente a nuevas situaciones, personas desconocidas e incluso otros animales, además de ser un gran gato para llevar de viaje.

A estos gatos les encanta jugar, ya sea con un chorrito de agua saliendo del grifo, con algún juego de caza con rayos de luz, pelotas o incluso saltando y bailando con sus juguetes favoritos. Por cierto, es muy fácil encontrar al Bobtail japonés con alguna de estas cosas en la boca cuando no está maullando a su dueño. Cuando no están ocupados jugando, estos gatos se encuentran fácilmente explorando cada rincón de la casa, desde pequeños agujeros que pasan desapercibidos para nosotros o incluso trepando por el alféizar de la ventana para observar lo que sucede fuera de la casa.

El Bobtail japonés no es un gato faldero y, a pesar de disfrutar de los mimos de su dueño durante una breve siesta, estos gatos son demasiado activos para permanecer así durante mucho tiempo; hay muchas cosas y lugares para explorar y muchas aventuras por suceder para que se queden tranquilos un lugar.

Aspecto

Además de ser una de las razas de gatos más antiguas conocidas, el Bobtail japonés es un gato que puede estar orgulloso de su longevidad: pueden vivir entre 15 a 18 años. La característica más llamativa es la cola casi ausente, que rara vez parece mayor de 3 cm y, por lo tanto, es conocida por su aspecto de “pompón”. Al igual que nuestras huellas dactilares, las colas de estos gatos son únicas para cada individuo y nunca se repiten.

La raza se divide en dos variedades, pelo corto y pelo largo, en un solo color o incluso tricolor. El Bobtail japonés tiene un cuerpo mediano, largo y elegante, una cabeza triangular con ojos ovalados -que le dan al gato un aspecto oriental muy apreciado- y un hocico recto. Sus patas son otra característica llamativa de la raza, ya que las patas traseras son un poco más largas que las delanteras.

Cuidados específicos

Cepilla el pelaje para eliminar la capa muerta. Además de hacerlo para el pelaje, el Bobtail japonés te agradecerá la atención extra. No es una raza recomendada para personas alérgicas al pelo de gato.

Si buscas un gato que sea bueno con los niños, simpático y juguetón, además de que no le importen los viajes y los cambios de entorno, el Bobtail japonés es el gato indicado para ti.

Salud

El Bobtail japonés tiene una salud fuerte, es resistente a varias enfermedades. Puede vivir de 15 a 18 años sin mostrar ningún problema de salud grave.

Historia del Bobtail japonés

Los registros escritos y las pinturas documentan la existencia de Bobtail japonés en Japón durante al menos 1.000 años. En el Instituto Smithsonian en Washington-DC se descubrió una pintura del siglo XV donde muestra a dos Bobtails de pelo largo. También hay bocetos del Bobtail japonés sentado junto a las geishas. Como ocurre con otras razas antiguas, existen muchas leyendas en torno a su origen.

En 1968, el Bobtail japonés llegó a Norteamérica, cuando la criadora Judy Crawford envió los primeros gatos a Elizabeth Freret, en Estados Unidos. Cuando Judy regresó a los Estados Unidos, trajo más gatos de esta raza con ella y, junto con Elizabeth Freret, trabajó para que la raza fuera reconocida oficialmente.

TICA inicialmente reconoció al Bobtail japonés de pelo corto para competir en junio de 1979. Aunque los de pelo largo también existieron durante siglos, solo fueron reconocidos en marzo de 1991.

Características del Bobtail japonés

Estos encantadores gatos son muy activos e inteligentes, disfrutan de la compañía de los humanos y son cariñosos. Al Bobtail japonés el encanta jugar, ya sea en el agua, participar en un juego de caza o con un juguete. Cuando no están ocupados jugando, están explorando todos los rincones, investigando un armario o subiendo a la parte superior de la estantería para ver mejor lo que está sucediendo.

Los gatos Bobtail japoneses no son gatos falderos, pero se contentan con una siesta en el regazo del dueño. Son leales a su familia y se adaptan bien a otras mascotas y niños, lo que los convierte en una excelente adopción para cualquier familia.

El Bobtail japonés recibe su nombre debido a su característica más distintiva, la cola que parece un pompón. No hay dos colas iguales, debido a las diferentes flexiones y torsiones, que pueden ser flexibles o rígidas. El pelo de la cola es más largo que el cuerpo, lo que le da la apariencia de un pompón.

Las hembras pesan de 2 a 3 kg, mientras que los machos pesan de 3,5 a 4,5 kg. El Bobtail puede tener el pelo largo o corto y tener una amplia variedad de colores y patrones. El color tradicional es el mi-ke tricolor (mee-kay), que combina rojo, negro y blanco. Pueden tener cualquier color de ojos, pero los que tienen dos colores de ojos diferentes u ojos azules son especialmente apreciados y se encuentran con mayor frecuencia en gatos con pelaje blanco.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¡Conoce las características del gato LaPerm!

Tu perro ladra demasiado – ¿Qué hacer con los ladridos excesivos?