in

¿Es territorial el Bull Terrier? Entiende más sobre la personalidad de este perro grande

Una de las razas de perros grandes que más sufre por los estereotipos, el Bull Terrier no siempre es lo que parece. Detrás de los ojos pequeños y la forma de la cabeza ovalada, lo que lo hace famoso por su valentía, hay un cachorro con mucho amor para dar. Además de ser fuertes y muy inteligentes, son extremadamente cariñosos y apegados a sus dueños. Por ello, es común que no midan los esfuerzos por defender a su familia y ganarse la reputación de territorialista. Para evitar que el temperamento fuerte se convierta en un problema, el cuidado debe comenzar en los primeros meses de vida de la mascota. ¡Descubra, a continuación, qué esperar del comportamiento del perro Bull Terrier y cómo lidiar con la raza!

Bull Terrier: es cariñoso, juguetón y apegado

Olvida a esa anciana la historia de que el Bull Terrier siempre es agresivo y violento. De hecho, el perro de esta raza es muy gentil, cariñoso y apegado a los miembros de la familia. Además de ser obedientes, tienen mucha energía y, por tanto, les encanta jugar. ¡Son los perros ideales para familias a las que les gusta llevar a sus amigos a programas al aire libre! Pero, como ocurre con otras razas grandes y musculosas, el perro Bull Terrier requiere cierto cuidado con extraños, niños y otros animales. Esto se debe a que es territorial y está muy apegado al propietario. En otras palabras: si entiendes que uno de los dueños está en peligro de alguna forma, puedes actuar de forma agresiva.

El cachorro Bull Terrier debe ser educado de manera positiva

Si piensas en tener un mini Bull Terrier en casa, debes saber que necesitas invertir en un entrenamiento positivo desde temprana edad. Debido a su pasado como perro de pelea, el perro de esta raza tiene un temperamento fuerte y, de no ser controlado y enseñado desde temprana edad, puede llegar a volverse agresivo. Por tanto, lo ideal es que sea educado de forma positiva (nunca usando la violencia) y firme, para que comprenda que el “líder de la manada” eres tú. Además, es importante prestar atención a los juegos. Debido a que es un animal muy fuerte, es posible que no sepa cómo manejar su fuerza y ​​superarse a sí mismo. En este caso, es necesario evitar pasatiempos violentos y groseros, que pueden enviar un mensaje equivocado de comportamiento ideal. Los gruñidos y las mordeduras de juego, por ejemplo, no deben responderse con caricias y abrazos.

El cachorro Bull Terrier también necesita ejercicio para gastar su energía

El combo de energía y fuerza física requiere de ejercicios constantes en la vida diaria del Bull Terrier. De lo contrario, el resultado puede ser un cachorro agresivo y estresado, descontando no solo a las personas, sino también a los objetos que están a su alcance. Para evitar este problema, algunas carreras y actividades de alta intensidad pueden ser la solución. Además, son excelentes para combatir el sedentarismo canino y la obesidad. Por eso, es fundamental apartar algo de tiempo de tu rutina para que tu amigo pueda ver la calle y al menos caminar una vez al día. Un patio grande y espacioso también es bienvenido cuando se trata de criar un perro Bull Terrier.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¡Descubre las ventajas de dejar que el gatito duerma contigo en la cama!

¿El perro te extraña? Entender cómo se manifiesta este sentimiento en el universo canino