in

Gato con dolor de espalda ¿Cómo identificar y qué problemas puede indicar el síntoma?

¿Cómo notar los signos de un gato con dolor de espalda? En general, puede ser muy difícil identificar una condición dolorosa en los gatos; después de todo, tienen una tendencia natural a ocultar el dolor, lo que dificulta el diagnóstico y la atención adecuada cuando más lo necesitan. Por lo tanto, es fundamental observar cualquier cambio físico y de comportamiento en el gato para determinar si necesita ayuda para tratar una enfermedad.

Aunque no es un problema muy común, los gatos pueden, eso sí, tener dolor en la columna, debido a algunas enfermedades, lesiones, movimientos bruscos y otras afecciones. Para hablar un poco sobre el tema, conversamos con la veterinaria Raquel Martínez.

¿Cuáles son los síntomas de un gato con dolor de espalda?

Identificar un síntoma de dolor en los gatos no siempre es fácil. Los cambios en el comportamiento y el apetito pueden dar alguna indicación y, por tanto, es importante observar al animal a diario. “El dueño del gato puede notar que algún problema le está provocando dolor de espalda a través de algunos signos, como dificultades para levantarse, caminar y saltar, además de comportamientos inusuales, como falta de apetito y postración”, explica la veterinaria . Aquí están las principales pistas a tener en cuenta:

• Cambios en el apetito (el gato deja de comer, por ejemplo);

• Debilidad en las extremidades;

• Letargo;

• Cambios de postura;

• Columna arqueada;

• Cuello rígido;

• Incapacidad o desgana para girar la cabeza;

• Maullido de gato fuera de lo común (maullido fuerte cuando se toca, por ejemplo);

• Disminución de la actividad física;

• Incapacidad para escalar, descender o saltar en lugares habituales.

Los síntomas de un gato con dolor de espalda varían en intensidad de un animal a otro y, a veces, es difícil discernir otros dolores. Un gato con dolor de cadera, por ejemplo, puede tener casi los mismos signos de molestias en la espalda y viceversa.

¿Cuáles son las causas más comunes de dolor de espalda en gatos?

Los factores o enfermedades que causan dolor espinal en los gatos son diversos, incluidos traumatismos, infecciones, trastornos del disco espinal, inflamación, dislocación, cáncer y enfermedades de los músculos que rodean la columna.

Algunas razas son más propensas a tener problemas de columna, así como el aumento de peso de los felinos puede agravar el dolor. “No es muy común que los gatitos tengan trastornos de la columna, pero puede suceder. Los principales factores pueden estar relacionados con el peso y la raza. Los animales obesos tienden a tener más problemas que los animales más delgados. Y las razas con patas más cortas y una columna más larga, también pueden sufrir molestias en la espalda.

¿Cuáles son los métodos para prevenir el dolor de espalda en los gatos?

Al igual que con otros problemas de salud, las enfermedades que causan dolor de espalda en los gatos también se pueden prevenir con un cuidado simple pero constante por parte de los dueños. “Se puede evitar el dolor en la columna vertebral del gato manteniendo al animal dentro del peso ideal, con una alimentación de buena calidad y practicando ejercicios físicos regulares”, indica la veterinaria

Dolor espinal en gatos: ¿cómo es el diagnóstico?

Los dueños deben actuar con rapidez al identificar que el gato está sufriendo alguna molestia en la columna. En la oficina, el veterinario analizará el historial médico detallado del animal y realizará los primeros exámenes físicos. Si la causa no es obvia, el profesional realizará exámenes complementarios y probará otros recursos de diagnóstico, como radiografías, ultrasonido, hemograma completo, tomografía computarizada y resonancia magnética.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el dolor de espalda en gatos?

Si a su gatito se le diagnostica una enfermedad que le está causando dolor de espalda, el plan de tratamiento dependerá de la naturaleza y complejidad del problema de salud encontrado. En algunos casos, el veterinario puede recetar un medicamento para gatos para el dolor (como un medicamento antiinflamatorio) para ayudar a controlar y tratar el malestar. Si el origen del dolor es una infección, el profesional puede indicarle antibióticos.

En otras ocasiones, sin embargo, el tratamiento puede ser difícil y tomar tiempo para mostrar resultados. Algunas afecciones, como la lesión de la médula espinal, la parálisis, el cáncer de la médula espinal y las infecciones de las vértebras y los discos pueden requerir intervenciones más invasivas, como la cirugía.

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Conoce algunos olores que los gatos simplemente no pueden soportar

¿Cómo entrenar tu gatito para que se acostumbre al transportín?