in

Razones por las que un perro tose después de beber agua.

Todos los dueños de una mascota deben haber visto al perro toser después de beber agua y están preocupados. El síntoma es siempre una señal de advertencia. Esto se debe a que la afección puede tener diferentes causas: desde un simple atragantamiento en el momento de la hidratación hasta afecciones más severas, como tos o problemas en la tráquea. Como todavía no han inventado una forma eficaz de comunicación entre humanos y cachorros, saber lo que realmente está sucediendo no siempre es una tarea fácil. Aun así, hay formas de identificar el problema y ayudar de la mejor manera posible al cachorro.

¿Cuáles son las causas de la tos del perro después de beber agua?

Si ha visto a tu perro toser inmediatamente después de beber agua, sepa que la probabilidad de que sea grave o urgente es muy pequeña. En este caso, es común que el síntoma esté motivado por un leve atragantamiento del animal. Los perros que tienen la costumbre de beber agua demasiado rápido, por ejemplo, pueden sufrir este malestar constantemente. La tos también puede ocurrir después de que el perro haya hecho mucho ejercicio o haya jugado mucho: como el perro respira más fuerte y más rápido, puede llegar a la asfixia. Además, un animal que tiene el hábito de comer demasiado rápido puede toser al beber agua inmediatamente después de comer. Es importante que el dueño preste mucha atención a estos hábitos, especialmente con animales más ansiosos, ya que esto puede ocasionar problemas en la salud del animal a largo plazo.

La tos del perro después de beber agua puede estar relacionada con problemas de salud

Aunque la tos de un perro después de beber agua parece un síntoma menor, no debe subestimarse, especialmente cuando se vuelve muy común en la rutina de tu perro. La afección puede estar relacionada con la aparición de varias enfermedades. Extremadamente contagiosa, la enfermedad es bastante común en invierno y suele presentar otros síntomas, como secreción nasal, fiebre, estornudos, falta de apetito y secreción ocular. Otra condición que también puede estar relacionada con la tos del animal es el colapso de la tráquea en los perros. Común en perros pequeños, el trastorno es una reducción en el diámetro de la tráquea, lo que resulta en la interferencia del flujo de aire. Por ello, es fundamental que el dueño preste atención a la rutina del animal y consulte a un veterinario si la tos al beber agua se vuelve muy frecuente.

Perro con tos: ¿qué hacer cuando el animal presenta con frecuencia el síntoma?

¿Notas que tu perrito está tosiendo en otros momentos además del momento de hidratarse? El primer paso es buscar otros posibles síntomas que pueda estar experimentando el perro. Si hay otros signos, es importante concertar una cita con el veterinario. El profesional podrá diagnosticar claramente el origen de la tos del perro y, así, prescribir el tratamiento adecuado. Para ello, es común que el veterinario haga preguntas sobre el estilo de vida del animal, su rutina y las características de la afección. Además, también se pueden solicitar pruebas por imágenes, como radiografías. El tratamiento puede variar según la causa de la tos. Un perro con tos por ejemplo, puede usar antibióticos y nebulización para tratar la afección.

 

Marco

Escrito por Marco

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Qué propiedades tiene la cómida húmeda y cómo ofrecérsela a tu perro?

¿Gato corriendo de la nada? Comprende qué es el “frenesí de actividad aleatoria”