in

Tu perro ladra demasiado – ¿Qué hacer con los ladridos excesivos?

Los ladridos de los perros es una de las mayores quejas de los vecinos quienes no pueden dejar de oírlos, incluso por las noches. Ahí está ese perro que ladra mucho, a veces incluso todo el día, sin interrupciones. Algo muy molesto. Y la pregunta sigue siendo: ¿por qué?

La primera explicación es que el animal está solo durante mucho tiempo, lo que se denomina síndrome de ansiedad por separación. De esta manera, el perro que ladra mucho, muestra tristeza, frustración, aburrimiento, angustia e incluso amargura. Esto también es cierto para aquellos que están encerrados todo el día, solos, los sentimientos son prácticamente los mismos.

El perro que ladra mucho es un “charlatán”

Muchos lo olvidan, pero la voz de un perro es su ladrido. Esa es su forma de mostrar a sus dueños euforia o enfado, hablar con las mascotas del vecindario, advertir que hay personas extrañas o conocidos en la puerta de casa, cuando aún nadie oyó sonar al timbre, entre muchas otras situaciones. Merece la pena recordar que el tono y el poder del ladrido cambian de una raza a otra.

Entonces, antes de regañar al peludo, evalúa si realmente está exagerando o si este comportamiento es su propio instinto natural. Después de todo, el perro que ladra mucho va más allá de sus emociones, sin embargo, ese “mucho” debe tener sus límites. Lo normal es que ladre de vez en cuando, no de forma continua ni durante toda la noche. Si esto ocurre, debes buscar la ayuda de un veterinario, quien evaluará si hay algún problema físico o psicológico.

¿Cómo entrenar a un perro que ladra mucho en casa?

Uno de los grandes secretos para reducir el ruido de un perro que ladra mucho es ofrecerle atención, ya sea acariciarlo, jugar con, bañarlo o cualquier actividad en la que sienta la colaboración de su dueño. Posiblemente, esto se debe a que el perro quiere llamar la atención de su dueño haciendo todo este ruido y, por supuesto, desde el momento en que adoptas una mascota, te comprometes a darle todo el cariño y amor que se merece.

Otra forma de entrenarlo es regañarlo con palabras firmemente impuestas, mostrando insatisfacción con tal actitud, pero nunca de manera ofensiva. Y nunca lo premie con comida o golosinas ni, por supuesto, caricias por su silencio, ya que debe saber que ese es un hábito obligatorio en su rutina y no una broma.

Si tu perro ladra mucho también puede estar sobreexcitado, especialmente los perros grandes. Por lo tanto, llevarlos a pasear y cansarse debe formar parte de su vida diaria. Y, finalmente, es importante advertir que el clima familiar interfiere mucho en el comportamiento del animal. Entonces, si vives en un ambiente de riñas, estará nervioso, agitado, lo que lo hará ladrar mucho. Piense en él y en toda la familia y busca tener un hogar tranquilo. Seguramente harás felices a todos.

Bea

Escrito por Bea

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

El Bobtail japonés

La mujer y su perro – Compañeros inseparables